ENVIDIAS, CELOS Y MENTIRAS

Este pasado Sábado asistimos mi chica y yo a una conferencia que queremos compartir con vosotr@s.

Conferencia de Yolanda González en el Hospital de Fuenlabrada (organizada por:  Besos y Brazos)

 

 SENTIMIENTOS Y EMOCIONES, dos cosas bien distintas:

Las Emociones son más primitivas, las básicas son 4:

  • Alegría, Tristeza, Rabia y Miedo. Se desencadenan en nosotros de forma automática cuando algo o alguien nos provoca o evoca a nuestro cerebro y este responde.

Los Sentimientos son algo más elaborado, una respuesta emocional formalmente construida por nosotros ante ciertos acontecimientos o situaciones.

FASES EVOLUTIVAS DE NUESTROS SENTIMIENTOS Y EMOCIONES:

0-3 AÑOS: nuestros bebes son seres puramente emocionales, todo les impacta de lleno, lo viven y experimentan al 100%, sin protección alguna. Aunque esto ocurre en forma de vaivén, pasan del 100% al 0% en pocos segundos.

  • Además están en la fase egocéntrica, donde solo ellos existen y todo parece que gira a su alrededor, todo es suyo y para ellos debiera ser.
  • Y no olvidemos la fase bucal, la boca es la forma de expresión de lo bueno y lo malo que quieren transmitirnos: besos y bocados están a la orden del día.

3-6 AÑOS: nuestros chicos “mayores” van abandonando su fase egocéntrica poco a poco, no olvidar esto, cada niño es como es y tiene el ritmo que tiene.

  • Emocionalmente, viven en un mundo de fantasía-realidad difícilmente separable para ellos.
  • Su capacidad de memoria sigue siendo incompleta, no guardan toda la información y completan sus lagunas con cualquier cosa agradable.
  • Recuerdan por contextos: si les preguntamos directamente es probable que no sepan decirnos, pero si ponemos detalles encima de la mesa comenzarán a recordar con todo lujo de detalles.

 

ENVIDIA: consiste en desear lo del otro, aparecen cuando hay dos individuos: yo y el otro.

De forma positiva tiene un componente de admiración hacia el otro, nos permiten evolucionar, dándonos motivación para alcanzar alguna de nuestras metas. En los niños de 0-3 es algo absolutamente habitual, dada su fase egocéntrica.

Solo se convierte en patológica cuando implica destrucción de lo que no se puede conseguir.

Asociada al sentimiento de “carencia” debe ser satisfecha adecuadamente durante la fase temprana.

 

CELOS:  relacionado con la “perdida” del vínculo, están presentes cuando existe la triada: yo-madre-padre o yo-madre-hermano, etc.

Igualmente solo debe preocuparnos cuando se llega a niveles altos de respuestas agresivas.

¿Qué hacer?:

1_Reconocer las emociones del niño. Verbalmente, haciéndolas “visibles” para que note que le entendemos. No negarlas, ya que las minimizarías.

2_Buscar tiempos especiales individualizados. Cada hermano debería tener su tiempo para estar con mama, o papá, de vez en cuando. Lo necesitan.

3_Paciencia.

 

MENTIRAS:  ¿Quién no ha mentido alguna vez?. Está estudiado que los adultos mentimos al menos 3 veces por semana y si nos encontramos con alguien desconocido llegamos a mentir un mínimo de 3 veces durante la misma conversación. Por tanto, ¿por qué nos preocupa tanto que nuestro hijo mienta y no que lo hagamos nosotros mismos?.

Mentir es una habilidad. La utilizamos para agradar, para conseguir nuestros objetivos, para auto-defendernos.

Los niños  nunca mienten, no como nosotros pensamos, con intención de engañarnos. Cuando lo hacen es por alguno de estos motivos:

–          Para su auto-defensa, no quieren ser recriminados.

–          Porque simplemente no recuerdan exactamente qué ha pasado antes y rellenan sus lagunas.

–          Porque para ellos realmente ha ocurrido así, dado que viven entre la fantasía y la realidad.

¿Qué hacer?:

1_Siempre creerles: con esto les estamos diciendo: estoy contigo incodicionalmente.

2_No darles más importancia, ni intentar buscar más explicaciones o culpables.

¿Por qué?, para los niños es muy angustioso no ser creidos. Según un estudio realizado en niños, las 4 causas de angustia más fuertes eran: 1) Perder a sus padres. 2) Perder la vista. 3) Orinarse en clase y 4) Ser acusados de mentir.

 

Cuando veamos un niño pequeño, recordad que igual de inmaduro es su desarrollo emocional.

¡¡ No les exijamos ser algo que todavía no les toca !!.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario