Los niños en la cocina

Soy una persona que me encanta cocinar, y aunque los peques no me permiten hacer las cosas al ritmo que antes, no he dejado de hacerlo. Lo único que he hecho es adaptar los ritmos y las comidas.

No me puedo quejar mucho porqué mis niños siempre han comido muy bien, pero siempre había alguna cosilla que se les resistía. Ese es el caso de las verduras que hasta muchos adultos no comen como el repollo, los pimientos asados y otros que por rachas se cansan y dejan de comer.

Pues después de esta semana tan fría en la que era imposible salir al parque o jugaba con ellos o hacia la cena… Entonces decidí mezclarlo todo, pero sin pensarlo!!! La cena eran unos pimientos asados que Hugo nunca había comido. Le dije que si le apetecía ayudarme a hacer la cena y le encantó que pensase en él (tiene 3 años) para ayudarme a hacer algo tan importante como la cena. Empezamos todo el ritual de lavar las manos, ponernos delantal, coger cuchillos (en su caso los del IKEA) y ponerle a la altura de la mesa de trabajo.

 Yo pensaba que los iba a destrozar e ibamos a tener algún pimiento menos para la cena pero como siempre mi niño me sorprendío. No necesitó más que ver como lo hacía yo una vez y con un cuidado inimaginable quitaba casi perfectamente la piel (siempre con mi revisión) y después con su cuchillo hacía los cachos como le apetecía.

Durante el proceso le dije que si los quería probar y me dijo que no, por lo que no insistí. Después por la noche como yo se que no le gustan le hice croquetas (que también me ayuda a darlas la forma) y su padre le preguntó que si los quería probar porque estaban muy ricos. El dijo claro, papi, es que los he hecho yo. Los probó y se comío un par de ellos.

Después de esto el papa me dijo: «Cris, lo que estás haciendo es super importante». Y yo le dije: «¿el qué?» y cuando él analizó punto por punto lo de los pimientos le dije:  «es verdad, como me sale tan natural hay veces no valoro las cosas que hago».

Por eso muchas gracias a este papa que tengo en casa que me refuerza mi trabajo diario con los niños y a estos dos hijos que tantas alegrías me dan día a día

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

1 comentario en «Los niños en la cocina»

  1. Pues sí, a mi me aprece una idea estupenda. Además el hecho de cocinar, de involucrarse en la preparación de la comida les crea curiosidad sobre los alimentos. Para los niños mal comedores es fundamental.

    A mi niña le encanta la repostería, esta semana vamos a hacer galletas, ya os contaré si me sale tan bien como a ti!!

    Un besazo

Deja un comentario